Facturación electrónica (evalúe si está preparado)

El proceso de pasar de facturación en papel a electrónicamente es un tema de sumo cuidado, y al respecto expertos ponen en entredicho la estrategia de la DIAN frente a este proceso

En dos años Colombia tendría totalmente implementada la factura electrónica. Pese a que la obligación de este tema comenzará a funcionar desde el 1 de enero de 2019, y ya para septiembre de este año cerca de 3.500 grandes contribuyentes deben estar en funcionamiento con la nueva modalidad, se piensa que la medida no estará en pleno funcionamiento hasta 2020, cuando se incluyan las facturaciones de tipo POS y sectorial.

Desde el punto de vista del director de Marketing de Seres, Alberto Redondo, la transición del papel a lo electrónico se podría tomar un tiempo de uno a dos años. La experiencia en otros países demuestra que dar el paso a la factura electrónica obligatoria es simplemente la base para un proyecto mucho más ambicioso, en el que los gobiernos acaban impulsando el uso de más documentos y comprobantes electrónicos.

“Lo más seguro es que en los próximos cinco años la Dian vaya sumando a la transformación digital documentos como la nota de remisión, los libros contables, las nóminas, los comprobantes de percepción y remisión, etc.”, dice Redondo.

¿Preparados o no para este paso?

Frente al tema, el ministro de hacienda, Mauricio Cárdenas, ha dicho que este mecanismo, el cual facilita las transacciones de los contribuyentes y el control de la evasión por parte de la Dian, se ha venido implementando desde el primero de marzo del año anterior. “Nosotros no esperamos hasta el 2019, y empezamos a adelantar ese proceso desde el año anterior”, aclaró Cárdenas en un comunicado emitido por el ministerio, a mediados de mayo de este año.

Desde el primero de marzo de 2017 comenzó la expedición de facturas electrónicas de forma voluntaria, con un grupo de 58 empresas. Actualmente, son 620 contribuyentes que están facturando electrónicamente por iniciativa propia. Desde la implementación del proceso en el año anterior, se han expedido hasta ahora más de 3 millones de documentos electrónicos, correspondientes a un valor superior a 40 billones de pesos.

William Shelton, presidente del Banco Multibank Colombia, también ha comentado sobre las dificultades del proceso. Para él, la mayoría de las empresas en el país cuentan con una manera arraigada para realizar los procesos de facturación, y desconocen el nuevo. Además, solo el 3 % de estas se han comprometido en el tema, lo que dificulta su desarrollo.

“Debido a la arraigada forma de realizar los procesos de facturación tradicional de la mayoría de empresas en Colombia, y al desconocimiento de este proceso, todavía no se ve clara la adopción del tema. Sin embargo, hay que tener en cuenta que son muchos los beneficios que ofrece este instrumento en términos de mejora de procesos, reducción de costos y mayor seguridad en el resguardo de los documentos”, resalta Shelton.

Hay que anotar que las entidades públicas también deben migrar a facturación electrónica, ya que están dentro del grupo de seleccionados. El proceso que deberán realizar es el mismo establecido para los demás contribuyentes seleccionados para facturar electrónicamente.

En cuanto a los costos en que incurriría una empresa cuando contrata un proveedor tecnológico este dependerá del tipo de solución que requiera la empresa.

Ahora, si un cliente no cuenta con un correo electrónico para enviarle la factura, se entrega la representación gráfica de la factura electrónica. Si el contribuyente, o receptor de la factura, ya es facturador electrónico, debe dar algún medio digital de recepción.

Fuente:   https://actualicese.com/actualidad/2018/06/19/facturacion-electronica-como-estan-preparados-la-dian-y-los-contribuyentes/#

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *