TRANSFORMACIÓN DIGITAL VS FACTURACIÓN ELECTRÓNICA

El 2018 tiene como reto para las empresas dejar consolidado el proceso de facturación electrónica, lo que a su vez traerá la transformación digital con todos los beneficios que ella conlleva.

En 2019 se espera que la transformación digital se dispare ya que a partir del 1 de enero de 2019 se deberá tener implementada la facturación electrónica, ya que las empresas se verán obligadas a incorporar nuevas tecnologías en sus procesos administrativos, deberán buscar soluciones tecnológicas y alternativas que ayuden a potenciar su competitividad y productividad.

Según MinTic el 75% de las PYMES ya están conectadas a internet, sin embargo, solo el 36% cuentan con una página WEB para promocionar sus productos o servicios.

Se espera que para el 2025 la penetración de Internet alcanzará al 85% de la población, teniendo a la conectividad móvil, el Big Data y la Nube entre las principales fuerzas de la transformación digital según la consultora Frost & Sullivan, con lo cual las PYMES desarrollaran nuevas capacidades tales como la autorización en sus procesos laborares, y la facturación electrónica será un punto de partida importante para el inicio de esta transformación.

¿Qué importancia tendrá que las empresas implementen mecanismos digitales?

“Los mecanismos digitales abren un mundo de posibilidades en la búsqueda de la optimización de las operaciones. Los cambios permiten replantear los procesos para que las compañías logren alcanzar nuevos niveles de eficiencia respecto de la gestión documental, al convertirla en electrónica. La factura solo es un documento, pero los empresarios en su gestión diaria usan muchos otros elementos para soportar sus transacciones económicas. Si todos ellos se vuelven electrónicos, los ahorros serán gigantescos”.

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *